Inicio

Abordar los problemas emocionales y/o conductuales de los niños y adolescentes en su propio hogar tiene bastantes beneficios. Por ejemplo, el tener que trasladarse hacia la consulta del psicólogo, puede resultar incómodo, por el hecho de tener que recorrer grandes distancias o porque no se dispone del tiempo suficiente para hacerlo, lo que podría traducirse finalmente en el abandono del tratamiento. En cambio, en su propio hogar no requiere de largas esperas y se desarrolla con la máxima discreción para usted y su familia. Por otro lado,  el trabajo con niños en su domicilio, resulta especialmente enriquecedor, ya que se observan conductas que en consulta podrían pasarse por alto, al realizarse en un ambiente que no es natural.

 

En el trabajo con niños, está comprobado que la intervención en el propio domicilio, es una estrategia bastante efectiva, especialmente, en el abordaje y  tratamiento de las fobias,  los miedos infantiles y rabietas, que  encuentran una eficaz solución. De  igual forma ocurre con las conductas agresivas, la falta de hábitos, las alteraciones del apetito, los problemas con el control de esfínteres, etc.

 

Consúltame, cuenta con un especialista en tu domicilo, con la comodidad y tranquilidad que necesitas.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: